Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Perfil

  • Caio
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón, sembrando conciencia para cosechar libertad.
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón, sembrando conciencia para cosechar libertad.

MARQUEMOS UN NORTE

ENLACE A

MARQUEMOS UN NORTE

 

contemplacion_meditacion.jpg

 

Nuestro Norte es el Sur  

Difundiendo

el periodismo alternativo,

somos mas gente pensando

 

Archivos

Enlaces

6 julio 2010 2 06 /07 /julio /2010 15:40

 

Una nueva orden militar israelí entrará en vigor este martes dejando la puerta abierta a la deportación de miles de palestinos de Cisjordania. Vagamente redactada, la nueva orden contra la "prevención de infiltración" modifica a la de 1969 y juega con dos bazas: la modificación del término "infiltrado" y la exigencia de "permisos de residencia" hasta ahora inexistentes.
En sólo tres páginas el general Gadi Shamni, Comandante General del ejército israelí en territorio ocupado cisjordano, aprueba y firma la nueva orden. En ella establece dos cambios fundamentales que de ser llevados a la práctica con mano de hierro podrían dejar Cisjordania prácticamente desierta de palestinos.
En primer lugar la imprecisa definición de "infiltrado" que sustituye a la anterior engloba a "cualquier persona que entre en el territorio ilegalmente o que esté dentro del mismo sin los permisos legales requeridos".

Seguimiento:

Desde 1969 hasta ahora eran considerados criminales quienes se adentraban ilegalmente en Cisjordania tras haber visitado países como Jordania, Siria, Egipto o Líbano.
Así, los principales casos de infiltración que han llegado a los tribunales en las últimas décadas eran los de ciudadanos procedentes de Gaza trasladados a Cisjordania, y los de palestinos que volvieron a Cisjordania tras perder sus permisos de residencia, como es el caso de estudiantes que viajan a Estados Unidos para becas de estudio y tardan más de dos años en volver.
A partir del martes serán también susceptibles de ser considerados criminales ciudadanos palestinos con pasaporte extranjero -son numerosos los que poseen nacionalidad jordana-, israelí o residencia en Jerusalén; las personas casadas con habitantes de Cisjordania con nacionalidad extranjera, y los residentes que no posean el citado permiso de residencia.
Un "permiso", del que no se especifica nada. Nadie sabe todavía si se trata de un nuevo documento que debe ser expedido por el ejército o si bastará con el documento de identidad actual que demuestre la residencia en Cisjordania. Este es el segundo nuevo pretexto que dará vía libre a la deportación y la otra gran novedad: la imposición de penas de cárcel de hasta siete años. Hasta ahora la deportación era la única vía posible para los infiltrados.
Por último la orden prevé el envío de casos de criminalidad a la Corte militar israelí y no la Corte civil como hasta ahora. Para los casos de infiltración reciente, la expulsión se hará en un plazo menor a 72 horas y el ejército podría exigir el pago de hasta 7.500 shékels (cerca de dos mil dólares) por los gastos de detención, custodia y expulsión.
"Esas órdenes tienen el efecto de convertir a los palestinos en criminales en sus propios hogares, mientras socaban los esfuerzos de los palestinos para dirigir nuestros propios asuntos. Además abren la puerta para que Israel ataque a cónyuges y trabajadores extranjeros, e incluso a ciudadanos israelíes como 'infiltrados', así como cualquiera que participe en manifestaciones en apoyo a los derechos de los palestinos y contra la ocupación Israelí", dijo este domingo el jefe negociador palestino, Saeb Erekat.
Con este rasero el ejército israelí "tiene el poder de actuar arbitrariamente y vaciar Cisjordania de casi todos sus habitantes", afirma a dpa Elad Cahana, del Centro para la Defensa del Individuo (HaMoked en hebreo).
HaMoked ha enviado una carta al ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, junto a otras nueve organizaciones para la defensa de derechos humanos exigiendo el retraso de la entrada en vigor de la orden.
Sin embargo, la carta no ha cobrado vida en los medios de comunicación hasta escasas horas antes de que la nueva orden ponga a trabajar la imaginación de los residentes en Cisjordania sobre su "legalidad" a ojos del ejército hebreo.
El ejército y el gobierno israelí han conseguido una vez más que un polémico texto y con efecto sobre miles de residentes en territorios ocupados pase desapercibido en el debate público, y que entre además en vigor sin que la comunidad internacional tenga tiempo de reaccionar.
Los palestinos con residencia en Gaza y sus hijos temen ser los primeros ejemplos de lo que el jefe negociador palestinos, Saeb Erekat, ha tachado de "orden propia de un Estado de Apartheid".
Y es que una decisión del ejército hebreo tomada en 2007 exigía a los palestinos con dirección en Gaza permisos especiales para vivir, estudiar o trabajar en Cisjordania. Algunos de ellos nunca obtuvieron la residencia en Cisjordania y tampoco tienen pasaporte o nacionalidad de ningún otro país.
La libertad de movimiento hacia y desde Cisjordania pasa este martes una nueva página a su negra historia.

 

 

 

Súmese en Facebook, Enlace:

Marquemos un Norte

Dejen sus comentarios en el blog
y difundan, gracias

Compartir este post

Repost 0
Published by Caio
Comenta este artículo

Comentarios